Marcas


Numerosos estudios de posible toxicidad resultaron en una determinación que la hoja y corteza tienen muy poca toxicidad, especialmente cuando son tomadas oralmente (Khattak,1985), (Sinnia,1981,1983) (Uwaifo,1984), (Pillai y Santhakumari,1984b), (Bhargara,1970), (Rojanapo,1985), (Debelmas y Hache,1976), (Singh,1987) pero grandes dosis de hojas de Neem tomadas internamente causaron algunos efectos secundarios en algunos de los animales en que fueron probados (Sinniah,1983), (Okpanyi,1981). Aparentemente no debe ser tomado en grandes cantidades durante largos periodos de tiempo.

Extensas investigaciones han sido conducidas en el aceite de Neem por agencias regulatorias en diversos países, incluyendo Estados Unidos, y se ha encontrado que es segura en dosis limitadas durante cortos periodos de tiempo.

Pruebas en animales requeridas por la Agencia de Protección al Medioambiente mostraron que extractos del alcohol de las semillas no produjeron irritación externa en conejos y no produjeron efectos tóxicos en los ratones cuando se aplicó internamente, aún en grandes cantidades. (Larson,1987).

Algunas personas tomando aceite de Neem internamente experimentaron náuseas e incomodidad general (Chopra,1965) que es el caso de la mayoría de los compuestos sulfúricos que contienen los aceites.

El consumo excesivo de aceite de Neem en bruto ha implicado la reducción del funcionamiento del hígado (Thompson,1978), (Okpanyi,1981), (Bhide,1958a), (Sinniak,1983).

Los efectos tóxicos del consumo de aceite de Neem han sido disputados (Rochanakij,1985), (Larson,1987) por algunos investigadores que creen que la contaminación con aflatoxina o adhesiones inadvertidas del aceite al árbol chinaberry, una especie relacionada con Neem, que se conoce que es tóxico, es la causa de los efectos secundarios observados (Quadri,1984), (Jongen,1983).

Se ha encontrado que el aceite de Neem tomado oral y vaginalmente después de la penetración tiene efectos de anticonceptivo y abortivo. Como el aceite es extremadamente amargo es dudoso que cualquiera decida ingerirlo, pero las mujeres embarazadas o aquellas que tratan de concebir nunca deben ingerir aceite de Neem y deben evitar usarlo intravaginalmente.

No existe una respuesta definitiva referente a la toxicidad del aceite de Neem ingerido, pero se deben tomar precauciones cuando se ingiere. A pesar de consumirse en pequeñas dosis en la India, el aceite de Neem no es recomendado para consumo interno hasta que los estudios de toxicidad del aceite de Neem estén completos, utilizando el aceite de Neem preparado con el mismo cuidado que los aceites comestibles, el cual no es el caso.

Las hojas parecen ser seguras de consumirse en pequeñas cantidades. De cualquier forma, el Neem tiene muchos compuestos poderosos y no se debe categorizar como hierba suave. Como cualquier sustancia, existen algunas personas que no toleran el Neem.

La mayoría de la población de la India ha crecido con el Neem en sus alimentos, como medicina y como higiene. Algunas personas en la India comen tremendas cantidades de hojas de Neem y frecuentenmente toman aceite de Neem sin tener ningún efecto de enfermedad.

De cualquier forma, para aquellos no familiarizados con el Neem, puede ser algo juicioso hasta que una determinación pueda ser tomada acerca del nivel de tolerancia o intolerancia, dependiendo de la química de cada cuerpo. En cualquier caso, cuando algo produce efectos no deseados debe detenerse o reducir el uso. Esto es así con el Neem o con cualquier otra sustancia.

Extraído de: "Neem: Lo último en Hierbas" de John Conrick